sábado, 25 de junio de 2016

Leo.
Leemos?


Se acerca el final de mi curso lectivo 2015-2016. Como casi siempre termino cansadita pero contenta de haber aprendido. La docencia es eso: aprendizaje a dos bandas (o más)
Ahora me preparo para mis próximas lecturas. Cada día agradezco que me fascine leer. Es un lugar en el que me siento en casa, en el que imagino, en el que soy totalmente libre: me olvido de casi todas las trabas del sistema capitalista (brexit incluido). No me olvido de los refugiados.
Asi que es que por todo esto, hago una pilita de libros que tengo pendientes: Ensayos: Historia cultural del dolor, de Javier Mosocoso; prosa poética: La mujer de pie, de Chantal Maillard y novela, ah, novela. Aún no lo decidí porque acabo de terminar un libro maravilloso al que me cuesta  reemplazar: Haru, de Flavia Company, un libro con el que acompañamos a la protagonista a lo largo de una vida sabia y bella que puede transformarse en la nuestra. Precioso, ténganlo en cuenta. "Todos somos Haru".